miércoles, 28 de agosto de 2013

Mud, conmovedor canto a la adolescencia

Hay un momento en la vida donde la infancia vuela por los aires y deja paso a la edad adulta. Es inevitable. Se produce, generalmente, por un hecho puntual, una persona que se cruza en nuestro camino, una experiencia única o una acción determinada que actúan como detonante de semejante cambio, el cual dinamita la perspectiva que se tenía hasta ese instante.

Esto y mucho más sucede en Mud, la última película del aclamado director de Take Shelter, Jeff Nichols, que sedujo a los asistentes al pasado Festival de Cannes. Sin duda estamos ante la cinta más refrescante de lo que llevamos de verano, donde se dan cita la adolescencia, el amor, la amistad, la familia y la obsesión por el pasado. Todo ello mezclado con maravillosos paisajes del sur estadounidense (Mississippi), que atrapan desde los títulos de crédito y vuelven a dejar claro el gran manejo de la cámara del de Arkansas.

Para este film, Nichols se ha rodeado de un más que interesante elenco de actores, donde destacan Michael Shannon (Revolutionary Road, Boardwalk Empire, Take Shelter), fijo en las películas del cineasta, un animal de la interpretación con papel secundario en la ficción y una frase aplastante digna de recordar; Matthew McConaughey (U-571, Tiempo de Matar, Killer Joe), sencillamente increíble en un registro que le aleja de su faceta de seductor, dando vida al misterioso y cautivador Mud, el antihéroe atrapado por la obsesión de un amor que no consigue olvidar y que destapa la caja de truenos; Reese Witherspoon (Una rubia muy legal, En la cuerda floja, Pleasentville), la más destacada de las presencias femeninas en la historia y que atormenta al “inocente” Mud; y Sam Shepard (Blackthorn, Días del cielo, Magnolias de acero), encarnando a un personaje de pasado desconocido y con fuerte empaque en pantalla, donde se deja notar y mucho.


McConaughey junto a Lofland y Sheridan.
Capítulo especial merecen los verdaderos protagonistas de la historia. La pareja de adolescentes Ellis (Tye Sheridan) y Neckbone (Jacob Lofland), que evocan a los Tom Sawyer y Huckleberry Finn de los que el genio Mark Twain se sentiría realmente orgulloso. Ellos son el motor de la trama. A través de sus ojos y sus emociones nos embarcamos en ese viaje que transcurre de la alocada e irresponsable infancia a los varapalos y la aflicción de la inevitable madurez. Un crecimiento personal que en ocasiones recuerda a la también aplaudida Winter’s Bone ( Debra Granik, 2010) e incluso a la mítica Cuenta Conmigo (Rob Reiner, 1986), donde se recreaba a la perfección la fuerza de la amistad durante esta etapa de la vida.

Con diálogos sencillos y fluidos, Nichols logra crear un guión a todas luces creíble y dinámico que mantiene la tensión de principio a fin, atrapándonos en la butaca y dejando una sensación única a su conclusión. Como guinda final, la música compuesta por David Wingo, que incluye temas de rock-folk para adentrarnos, aún más si cabe, en esos "horizontes de grandeza" sureños que tanto han dado al cine, la literatura y la música del siglo pasado.


Ficha técnica


Título original: Mud

Año: 2012

Duración: 130 min.

País: Estados Unidos 

Género: Drama / Adolescencia / Aventuras

Director: Jeff Nichols

Guión: Jeff Nichols

Música: David Wingo

Fotografía: Adam Stones

Reparto: Matthew McConaughey, Tye Sheridan, Jacob Lofland, Reese Witherspoon, Sam Shepard, Ray McKinnon, Paul Sparks, Bonnie Sturdivant, Sarah Paulson, Michael Shannon, Joe Don Baker, Stuart Greer

Puntuación: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto