martes, 22 de abril de 2014

'El séptimo sello': Jaque a la muerte

"Y cuando él abrió el séptimo sello, fue hecho silencio en el cielo casi por media hora. Y vi los siete ángeles que estaban delante de Dios: y les fueron dadas siete trompetas...Y el tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó en la tercera parte de los ríos, y en las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella se dice Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas fue vuelta en ajenjo: y muchos hombres murieron por las aguas, porque fueron hechas amargas(...)." (Apocalipsis 8,11).

El Séptimo Sello arranca con la que tal vez sea la partida de ajedrez más emblemática del cine.

En el año 1957, el director sueco Ingmar Bergman llevaba 11 años de carrera cinematográfica y 16 títulos en su haber, algunos de ellos muy notables -Un verano con Mónica o Sonrisas de una noche de verano son claros ejemplos-. Sin embargo, no es hasta esa fecha en la que realiza sus dos obras más conocidas y emblemáticas: El Séptimo sello y Fresas Salvajes, rodadas con 10 meses de separación.



Gunnar Björnstrand es el escudero de Max Von Sydow.
En El séptimo sello, el cineasta escandinavo nos cuenta la historia de Antonius Block (Max Von Sydow), que tras regresar a su país natal tras diez años combatiendo en las Cruzadas se encuentra con que la muerte (Bengt Ekerot) ha venido a buscarle. Es entonces cuando él le propone jugar una partida de ajedrez con el objetivo de conseguir tiempo para contestar a dos preguntas que le atormentan: la vida tras la muerte y la existencia de Dios. 

Bergman nos regala con esta película una obra cargada de filosofía, teología y preguntas existenciales, con mucha potencia visual e imágenes realmente duras, que reflejaban la situación del viejo continente en el oscuro siglo XIV, una Europa previa al Renacimiento y asolada por la peste negra. Para ello contó con dos de sus actores fetiches, el propio Von Sydow y Gunnar Björnstrand que encarna al escudero del protagonista; y con su musa, la bella Bibi Andersson


Religión

La religión siempre ha sido un tema presente en la carrera del director sueco. Su padre, un pastor luterano, impregnó la educación de sus hijos de conceptos como el perdón, el pecado, el castigo, la misericordia y Dios. Cuando Ingmar creció, intentó alejarse de dicha formación con el objetivo de encontrar su propia identidad personal y espiritual, pero está era lo suficientemente fuerte como para olvidarla.

De esta forma y fiel a su estilo, las referencias religiosas son numerosas a lo largo de la película. De entre todas las escenas, destaca la secuencia del cara a cara de Antonius Block con la muerte por primera vez. Sabiendo próximo su final, Block repite las palabras que Jesús de Nazaret dijo a sus discípulos en el Monte de los Olivos: "aunque el espiritu está disponible, la carne es débil".


El cara a cara de Max Von Sydow con la muerte es una de las escenas cumbre de la película.

Otra de las escenas más famosas del filme, en la que el protagonista confiesa a la muerte sus dudas sobre la existencia de Dios y su angustia por no tener la posibilidad de saber y tener que conformarse con creer, está cargada de gran simbolismo religioso. En este sentido, las alusiones al libro del Apocalipsis también están presentes, no solamente en el título de la obra, sino también en la estrella Ajenjo, que amargará las aguas de todo el planeta.

La simbólica caravana de la muerte.
El realizador escandinavo también tuvo en cuenta la pintura del artista alemán Alberto Durero. Concretamente, El Caballero, la Muerte y el Diablo. A este último se hace referencia en varios momentos de la trama a través de la actriz sueca Maud Hansson, que interpreta a una joven acusada de brujería y sentenciada a muerte por tener trato con Satanás.

El Séptimo Sello puede parecer una película pesimista, con un trasfondo oscuro -esa Europa asolada por la peste se presta a ello-. Ciertamente lo es, pero también hay lugar para la esperanza, con un final en cierto sentido optimista y que sirve de colofón para culminar una verdadera obra maestra.

Ficha Técnica


Título original: Det sjunde inseglet (The Seventh Seal)

Año: 1957

Género: Drama

Duración: 96 min.

País: Suecia 

Director: Ingmar Bergman

Guión: Ingmar Bergman

Música: Erik Nordgren

Fotografía: Gunnar Fischer (B&W)

Reparto: Max von Sydow, Gunnar Björnstrand, Nils Poppe, Bibi Andersson, Bengt Ekerot, Gunnel
Lindblom, Maud Hansson, Ake Fridell

Premios: 1957: Cannes: Premio Especial del Jurado (Ex aequo con Kanal)
               1960: Seminci: Espiga de Oro: Mejor película

Puntuación: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog