martes, 26 de noviembre de 2013

Comedia y acción apocalíptica en 'Bienvenidos al fin del mundo'

El cineasta británico Edgar Wright ha vuelto a reunir a la singular pareja cómica compuesta por Simon Pegg -que además es el guionista- y Nick Frost en su último trabajo, Bienvenidos al fin del mundo, una apocalíptica comedia disparatada, ágil y divertida para completar la trilogía iniciada con Zombies Party y Arma fatal.

Como en sus predecesoras, las risas están aseguradas desde el minuto uno. Con una puesta en escena y una primera hora desternillante, Wright bebe de la emblemática La invasión de los ladrones de cuerpos, dándole su toque personal. Así, conjuga comedia y acción brillantemente, si bien hace una división clara entre uno y otro terreno, mezclándolos solo cuando es necesario. Algo que parece sencillo y no lo es.

De esta manera, en la primera mitad del filme pone de relieve al espectador el antes (juventud) y después (madurez) de los personajes clave -en esta ocasión acompañan al fantástico dúo Pegg-Frost un elenco de solventes y conocidos intérpretes: Paddy Considine, Martin Freeman, Eddie Marsan y Rosamund Pike, además de la graciosa y sorprendente aparición de todo un galán como Pierce Brosnan-, con diálogos fluidos y un humor absurdo y a la vez inteligente, logrando por momentos provocar olas y olas de sonoras carcajadas.


De izquierda a derecha: Nick Frost, Rosamund Pike, Paddy Considine, Eddie Marsan, Martin Freeman y Simon Pegg
(Focus Features/Universal).


Un festival del ingenio que además es aderezado con una banda sonora inmejorable. Si en Zombies Party la faceta musical quedaba cubierta con aportaciones de Queen, aquí se nos brinda a los amantes del rock temas musicales de Blur, Happy Mondays, The Stone Roses o el Alabama Song (Whisky Bar) de The Doors, que pone sonido a la mejor escena de toda la cinta.

Sin embargo llegados a poco más de la mitad del metraje, la película sufre un frenazo considerable con un giro argumental de 180 grados. Es entonces cuando la pantalla se llena de escenas de acción que incluyen patadas, puñetazos, saltos, carreras, robots imperialistas -lo mejor de está segunda mitad, sin duda, la discusión para denominar a los seres desencadenantes de la violencia- y explosiones, cierto que bien rodadas y representadas, pero que la hacen perder su frescura inicial. Las frases ingeniosas dejan paso a comentarios previsibles que provocan cierto malestar, ya que hasta ese momento, la cinta divertía y entretenía a partes iguales.

Pese a ello, el guión levanta el vuelo en algún que otro plano final que logra cerrar de forma acertada la historia. Y es que estamos ante una película sin ínfulas de ningún tipo. Wright y compañía no pretenden más que hacer pasar un buen rato al espectador que compra su butaca, y lo consiguen. Aún así y de manera correcta, el director británico se permite más de un licencia inyectando cierta moralina que en pequeñas dosis, como en este caso, son bienvenidas.

Nostalgia y cerveza

Porque hay un fondo en toda esta disparatada trama de comedia y acción. Ese no es otro que el de la amistad en todas sus vertientes y la erosión que provoca en ella el tiempo y la distancia. Como en Tipos Legales, vemos que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, y sí es con cerveza, más aún. Una idea a la que se aferra el personaje principal caracterizado por Simon Pegg.


Pero la nostalgia y el zumo de cebada representan una peligrosa combinación, y eso queda patente a lo largo de la película. Amén de alguna otra crítica a una sociedad consumista y estereotipada, ambos elementos están constantemente presentes y funcionan como eje central del argumento hasta los instantes finales. Dos ingredientes indispensables en cualquier grupo de amigos que se precie y que demuestran que si el fin del mundo está cerca, que mejor que recibirlo rodeado de tu gente y una buena cantidad de cerveza. Ah, y a poder ser, en V.O.S.


Ficha Técnica


Título original: The World's End

Género: Comedia/Ciencia-Ficción

Año: 2013

Duración: 109 min.

País: Reino Unido 

Director: Edgar Wright

Guión: Edgar Wright, Simon Pegg

Música: Steven Price

Fotografía: Bill Pope

Reparto: Simon Pegg, Nick Frost, Paddy Considine, Martin Freeman, Eddie Marsan, Rosamund Pike, David Bradley, Pierce Brosnan, Michael Smiley, Reece Shearsmith, Darren Boyd, Mark Heap

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto