miércoles, 6 de agosto de 2014

'El emperador del norte': El nº1 viaja a Portland en el 19

La Gran Depresión de finales de los años 20 y principios de los 30 ha sido el marco de numerosas películas. Historias de supervivencia que tristemente vuelven a estar presentes en nuestra actualidad y que ponen de manifiesto los límites del ser humano cuando la necesidad aprieta. Títulos como Las uvas de la ira -John Ford-, Luna de Papel -Peter Bogdanovich- o Seabiscuit -Gary Ross- enfocaron esta época dramática desde tres puntos de vista diferentes: el drama social, la comedia o la épica respectivamente.

Borgnine saca a relucir su lado más despiadado.
Dentro de este contexto histórico nos encontramos con El emperador del norte -Robert Aldrich-,  una obra que apuesta por la acción y que tiene en el duelo interpretativo de los dos protagonistas su principal valor. Dos actores que a lo largo de su carrera dieron muestra de su versatilidad al interpretar toda clase de personajes: Lee Marvin (Los profesionales, La leyenda de la ciudad sin nombre) y Ernest Borgnine (Marty, Grupo Salvaje) y que en este título bordan sus papeles.

Lee Marvin pone el contrapunto al cruel Borgnine.
El argumento del filme es bien sencillo: en 1933, cuatro años después del inicio de la depresión del 29. La situación económica no ha mejorado y EEUU está repleto de vagabundos, muchos de los cuales utilizan el tren para moverse dentro del país viajando como polizontes. Uno de los convoyes, el número 19, está dirigido por el temible Shack -Borgnine-, que odia a los vagabundos y no duda en matarlos a golpe de martillo con tal de impedir que viajen en su tren.

Como contrapunto a Shack se encuentran 'El número 1' -Lee Marvin- un veterano errante, muy popular entre sus semejantes y Cigaret -Keith Carradine, (Los duelistas, La presa) un joven, fanfarrón y arrogante que persigue la fama en el mundo de los desheredados. Tras una primera incursión  y milagroso escape del tren 19, las dudas respecto a cual de los dos sin techo ha conseguido burlar con éxito al temido jefe del vehículo harán que 'El número 1' prometa viajar a Portland en el famoso convoy. Con una inscripción en los tanques de agua de estaciones en las que el ferrocarril hace parada con la leyenda "A1 a Portland en el 19", comienza la aventura y el duelo.

Naturaleza humana

A pesar de englobarse dentro del género de acción y aventuras, la película nos ofrece una profunda visión del género humano y sus relaciones. La crueldad y el sadismo encarnado por un esplendido Borgnine, que no duda en poner en peligro la seguridad de su tren y sus propios compañeros si así consigue evitar el viaje a bordo de los vagabundos, son una parte de la temática abordada por el filme.

Borgnine y Marvin ofrecen al espectador un duelo interpretativo memorable.

Asimismo, la relación que se crea entre los personajes de Marvin y Carradine, como maestro y aprendiz en la jungla de la vida; el trabajo en equipo, dejando a un lado el individualismo para sobrevivir; o la traición y vileza representada en uno de los personajes, son también ejemplos de esas características o comportamientos inherentes al ser humano y que nos diferencian entre nosotros.

Un final antológico, con un brutal duelo sin concesiones entre dos bestias de la interpretación ponen el broche de oro a una de las grandes obras olvidadas en los años 70 y que contiene alguno de los ingredientes tan característicos del cine de aquella década: violencia y realismo. Junto con ¿Qué fué de Baby Jane? y Doce del Patíbulo, lo mejor en la prolífica carrera de uno de los directores norteamericanos más importantes e interesantes de la posguerra.


Ficha Técnica


Título original: Emperor of the North Pole

Año: 1973

Género: Drama / Aventuras

Duración: 119 min.

País: Estados Unidos 

Director: Robert Aldrich

Guión: Christopher Knopf (Historia: Jack London)

Música: Frank DeVol

Fotografía: Joseph Biroc

Reparto: Lee Marvin, Ernest Borgnine, Keith Carradine, Charles Tyner, Malcolm Atterbury, Simon Oakland, Harry Caesar, Matt Clark, Elisha Cook Jr., Sid Haig, Lance Henriksen

Puntuación: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog