viernes, 17 de noviembre de 2017

'Oro': La quimera de los exploradores españoles y de Agustín Díaz Yanes

Sucios, desarrapados, codiciosos, prófugos, violentos, lascivos, curtidos en mil batallas y, ante todo, españoles. Así eran muchos de los que hacían el petate, o con lo puesto, se erolaban a las órdenes de algún explorador ansioso de fama y cruzaban el charco -Atlántico- rumbo hacia el Nuevo Mundo. Allí, o al menos así lo decía la leyenda, esperaba el ansiado oro, mujeres salvajes y un pasaporte a la hidalguía. Lo que no contaba el mito de El Dorado eran las penurias de la selva, la soledad hasta la locura y la muerte segura que acechaba tras los árboles, en una cerbatana o la propia naturaleza.


Con ese pretexto y el de desmitificar la conquista de América, Agustín Díaz Yanes y Arturo Pérez-Reverte vuelven a colaborar juntos tras Alatriste en Oro, película rodada íntegramente en Canarias y basada en un relato del propio Reverte que se inspira en la hazaña de Lope de Aguirre y Núñez de Balboa. Eso sí, no les busquéis aquí porque no les vais a encontrar. Hallaréis a personajes a los que les caracteriza cualquier atributo de las líneas de más arriba. Un puñado de soldadesca y gente de mal vivir a las órdenes de Don Gonzalo -José Manuel Cervino- y el alférez Gorriamendi -Óscar Jaenada-  que se adentra en la selva en busca de la mítica ciudad bañada, supuestamente, en oro.

Y entre el grupo de exploradores mucho ego. También entre el reparto, como confesó Raúl Arévalo, que da vida a Martín Dávila. El flamante director de Tarde para la ira, junto a José Coronado -sargento Bastaurrés- y Antonio Dechent -Barbate- son lo más potable del reparto -sobreactuados muchos de ellos salvo estos tres y Jaenada- y lo que salva a la película de Yanes, junto a la fotografía, del desastre.

Porque como ocurriera en Alatriste, la trama de Oro es densa. Su argumento camina a pasos irregulares hacia el desenlace. El ritmo no sigue ninguna pauta. No empieza nunca de arrancar salvo chispazos en forma de escenas de acción: pocas y muy mareantes. La cámara de Yanes está tan encima de los personajes que apenas deja respiro. Lo mismo que esa selva que te engulle y atrapa. Seguramente quería transmitir con ello la sensación que viven en sus carnes estos exploradores ávidos de riquezas. Pero ni por esas lo consigue en otra oportunidad perdida -y ya van unas cuantas- de Agustín Díaz Yanes.

La película, centrada en la expedición, va dando vaivenes y coletazos sin mucha intriga por desvelar. Todo está bien marcado y la evolución es evidente. No introduce nada nuevo y que no se haya hecho antes con mejor tino -fallidos también los pocos matices sobre el amor y el papel de Bárbara Lennie-. Véase Apocalypto e, incluso Aguirre, la cólera de Dios, con un Klaus Kinski desatado y donde la fiebre del oro es más palpable entre los exploradores. Una película, por otro lado, también errática.

'Oro' y la aventura de los exploradores españoles en el Nuevo Mundo, con Óscar Jaenada al frente (Sony)

Únicamente, si tratas de ir más allá de lo que ves y te posicionas en el marco histórico, sacas algo en claro de este trabajo -aparte de esa música que casi llega a La Misión-. Y, además,compruebas que el espíritu español -al menos lo que trata de retratar en pantalla- poco o nada ha cambiado.

El español: su mayor enemigo

¿Cuál es el mayor enemigo de un español? ¿Los indios? ¿Sus dardos con veneno? ¿Las criaturas de la selva? Nada de nada. El mayor enemigo de un español es el propio español. Su codicia, su avaricia. Y si no, la del vecino. Ya sea puerta con puerta, hermano o paisano de provincia. Este país siempre con los regionalismos y sus enfrentamientos. Los andaluces son esto, los aragoneses lo otro y extremeños y castellanos todo eso y más. Se ve en Oro y en las noticias de hoy, también.

Toda esa sensación también es muy propia de los relatos y textos de Arturo Pérez-Reverte. Echando un vistazo a su obra -en la saga Alatriste más aún- se ven todos los males de este país. O lso que el autor trata de resolver. Sus gobernantes corruptos, una Iglesia tocapelotas -también de forma literal- y soldados, a cada cual más cabrón, pero que acaba sacando del atolladero a este país. España, condenada por la envidia, la arrogancia, la avaricia y la corrupción, por los siglos de los siglos.



Ficha Técnica


Título original: Oro

Año: 2017

Duración: 103 min.

Género: Aventuras / Drama

País: España España

Dirección: Agustín Díaz Yanes

Guión: Agustín Díaz Yanes, Arturo Pérez-Reverte (Historia: Arturo Pérez-Reverte)

Música: Javier Limón

Fotografía: Paco Femenía

Reparto: Raúl Arévalo, José Coronado, Bárbara Lennie, Óscar Jaenada, Luis Callejo, Juan José Ballesta, Antonio Dechent, Andrés Gertrudix, José Manuel Cervino, Juan Diego, Juan Carlos Aduviri, Anna Castillo, Diego París, Josean Bengoetxea

Puntuación: 5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog