viernes, 25 de junio de 2021

'Un lugar tranquilo 2': El silencio sigue siendo vital más allá del mar

Allá por 2018, John Krasinski revitalizaba el género de terror sin hacer ruido, valga la metáfora, con Un lugar tranquilo. A tenor de la crítica, Krasinski no había empezado con buen pie en eso de la dirección tras Entrevistas breves con hombres repulsivos, adaptación de la novela de David Foster Wallace. Pero con Los Hollar, notable tragicomedia, recuperó cierto impulso, que le valió el triunfo junto a la siempre sobresaliente Emily Blunt con A Quiet Place (título original).

Éxito de público y crítica mediante era necesaria una secuela de esa invasión alienígena y la supervivencia de la raza humana. Y el norteamericano lo ha hecho con mucha inteligencia, sin caer en la repetición, que era el camino fácil, y haciendo los retoques justos para dar continuidad a lo que se presume una saga muy entretenida. El relevo generacional está garantizado y nosotros que lo celebramos.

Así pues, Un lugar tranquilo 2 nos hace la envolvente del regresar al origen de la invasión extraterrestre. Cuándo y cómo sucedió todo. Lo hace de la forma más vertiginosa posible, de forma directa, como debe ser. Espectacular arranque. A partir de ahí, con un salto espacio temporal y varios flash, nos recuerda el mundo apocalíptico donde nos dejó hace tres años. 

Puestos en faena, el objetivo sigue siendo el mismo: sobrevivir a los monstruos. Para ello el silencio vuelve a ser vital, con la dificultad que eso entraña para los actores. Aunque esta vez con un poquito más de acción y guiños musicales para no relajarnos ni un segundo. 

No solo es arriesgado para el reparto trabajar con todo el cuerpo en detrimento de la voz, sino también para un público nada acostumbrado al mutismo. Pero Krasinski nos "fuerza" a agudizar el resto de sentidos, a no perder detalle de lo que ocurre en pantalla más allá del oído. ¡Qué importante es el sigilo! 

Otra vez recurre a la música en los momentos de mayor tensión para sobresaltarnos en la butaca, y ese es un medio muy efectivo porque logra remover. Vamos, que si no hay ventilación en sala, sudas la gota gorda y las pasas canutas con los Abbot y compañía. Al límite.

Claro que un guion necesita de buenos intérpretes que lo ejecuten, y con el plantel original más la suma de un gran Cillian Murphy, eso también se da. Murphy juega muy bien la baza de personaje ambiguo, atormentado, pero a la vez salvavidas de la familia Abbot.

Es interesante que Krasinki sigue insistiendo en eso de tratar al púbico como un personaje más, con inteligencia y criterio propio. Había muchos caminos fáciles, donde poner el automático y hacer caja. Por fortuna eso no ocurre en la segunda parte de Un lugar tranquilo. Vale que el impacto no es el mismo que la primera entrega, ya sabes a qué vienes. Pero no ha perdido un ápice de fuerza y nos recuerda que el silencio puede ser tanto o más atronador que cualquier palabra a destiempo


Ficha Técnica

Título original: A Quiet Place: Part II

Año: 2021

Duración: 97 min.

Género: Terror / Intriga / Ciencia Ficción

País: Estados Unidos Estados Unidos

Dirección: John Krasinski

Guion: John Krasinski. Personaje: Scott Beck, Bryan Woods

Música: Marco Beltrami

Fotografía: Polly Morgan

Reparto: Emily Blunt, Cillian Murphy, Millicent Simmonds, Noah Jupe, Djimon Hounsou, Wayne Duvall, John Krasinski, Lauren-Ashley Cristiano, Okieriete Onaodowan, Blake DeLong, Silas Pereira-Olson, Liz Cameron, Robert A. Coldicott, Scott Matheny, Michael Alan Collette, Joe Cappelli, Mick O'Keefe, Tim Saracki, Barbara Singer, Andy Rich, David Lundy, HasnainRaza, Jesse Huntz, Adrienne Welsby, Ashley Dyke

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog