martes, 25 de noviembre de 2014

'Big Night, una gran noche ': Cine a fuego lento

El mundo de la cocina y la figura del chef han adquirido una importancia significativa en los últimos años en el mundo de la televisión. Realities show, programas en los que la estrella es el cocinero, inundan la programación de la pequeña pantalla a lo largo de la semana. El cine también tiene su idilio con el arte culinario, aunque este es más longevo, pudiendo disfrutar de películas de notable calidad desde hace ya varias décadas. Títulos como El festin de Babette -1987, Gabriel Axel-, Comer, beber, amar -1994, Ang Lee- o Estómago -2007, Marcos Jorge- son un perfecto ejemplo de ello.

Tony Shalhoub, Stanley Tucci y Marc Anthony.
En el año 1996, el actor Stanley Tucci -Camino a la perdición, El quinto poder- debutaba en la dirección junto al también intérprete Campbell Scott -Solteros, Quédate conmigo- con la película Big night: una gran noche. En ella, se narra la historia de dos hermanos, Secondo -Tucci- y Primo -Tony Shalhoub (El hombre que nunca estuvo allí, Primary Colors)-, que emigran desde Italia a EEUU para montar un restaurante de comida italiana en la ciudad de New Jersey. Sin embargo, la mala marcha del negocio y las deudas que acumulan parece truncar su particular sueño americano. La posibilidad de ofrecer una cena a un prestigioso cantante de jazz y el reclamo de clientela que este hecho supondría es el último rayo de esperanza para los dos hermanos.

El negocio familiar pende de un hilo y solo una gran cena puede salvarlo.
Como si de un buen plato de cocina tradicional se tratase, la ópera prima del director neoyorquino se cuece a fuego lento. El ritmo, pausado y constante no lastra la acción, que en gran parte de la obra transcurre dentro del restaurante. De este modo, los acontecimientos se desarrollan a partir de los personajes principales y una amplia gama de secundarios de lujo entre los que destacan Iam Holm -Carros de fuego, El señor de los anillos-, Isabella Rossellini -Terciopelo Azul, Wyatt Earp-, Minnie Driver -Sleepers, Un asesino algo especial- y el cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony -Al límite, El fuego de la venganza-. 

Sin duda alguna, los personajes con más matices y que más se diferencian entre sí son los de Tucci y Shalhoub. A pesar de interpretar a dos hermanos, las personalidades de ambos y sus reacciones ante el devenir de los acontecimientos son totalmente contrapuestas. Por un lado, Secondo cuyo carácter congenia con facilidad con el estilo de vida estadounidense, es la cara visible del restaurante, el relaciones públicas que responde ante los clientes, proveedores y acreedores. El éxito empresarial, poseer un cadillac o conocer a mujeres norteamericanas, son sus objetivos a corto plazo y para ello necesita del buen funcionamiento de su negocio.

Ian Holm encabeza una terna de secundarios brillantes.
Primo, por el contrario, es un hombre más serio, introvertido, con un carácter fuerte y tradicional que chocará con la idiosincrasia de los años 50 en USA. De este modo, cuando unos clientes "critican" o ponen en duda uno de sus platos (rissotto) no dudará en tacharlos de filisteos. Se planteará, entonces, la posibilidad de cambiar las recetas que ha heredado de sus antepasados o directamente cocinar platos puramente norteamericanos, lo que le provoca un mayor sentimiento de añoranza por su patria. Asimismo, su timidez, que le dificulta acercarse a la mujer de la que esta enamorado, le impide relacionarse con cualquier persona que no sea descendiente u originaria del país transalpino, lo que conlleva a un mayor aislamiento y a su vez, incrementa la nostalgia.

Se trata, en definitiva, de una muy buena película con claro corte independiente. En cierto sentido, recuerda a títulos que han dirigido otros actores pasados a la dirección, como es el caso de John Turturro -El gran Lebowski, Clockers- amigo personal de Tucci, en los que lo más destacado es el amor por los personajes escritos y la sucesión de buenos actores -amigos personales y, en general, secundarios estrella- que desfilan por la pantalla. La escena final de la obra, una secuencia en la que la cámara practicamente no se mueve, pone un broche muy adecuado y de mucha calidad. Habrá espectadores que no sepan valorarla o que no aprecien el contenido de dicho plano, en el que aparentemente sólo se aprecia como hacer una tortilla, pero hay mucho más fondo. Por todo eso y más: ¡Buon appetito!


Ficha Técnica


Título original: Big night

Año: 1996

Duración: 108 min.

Género: Drama

País: Estados Unidos

Director: Stanley Tucci, Campbell Scott

Guión: Stanley Tucci, Joseph Tropiano

Música: Margot Core

Fotografía: Ken Kelsch

Reparto: Stanley Tucci, Tony Shalhoub, Iam Holm, Isabella Rossellini, Minnie Driver, Campbell Scott, Marc Anthony, Allison Janney, Liev Schreiber

Premios: 1996: Festival de Sundance: Mejor Guión
               1996: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor ópera prima

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog