martes, 18 de noviembre de 2014

'Corre, Lola, corre': Potente contrarreloj

El mundo de los videoclips y el cine han estado unidos muy estrechamente en los últimos treinta años. En la década de los 80, momento en el que los primeros crecieron en popularidad, numerosos artistas musicales acudieron a famosos directores para que se encargaran de sus vídeos promocionales. El rey del pop, Michael Jackson, recurrió a John Landis -Desmadre a la americana, El príncipe de Zamunda- para el archiconocido Thriller y a Martin Scorsese -Taxi Driver, El lobo de Wall Street- para Bad. Ya en los 90, autores tan conocidos actualmente como son David Fincher -Seven, Zodiac- o Spike Jonze -Quiero ser John Malkovich, Her- hicieron el viaje en dirección contraria, del vídeo musical al séptimo arte.

Franka Potente da vida en la pantalla a Lola.
En abundantes ocasiones se ha utilizado el término "videoclipero" para describir o catalogar un filme. Es en los casos en los que la obra tiene un ritmo vertiginoso, muy adrenalítico, con una gran potencia visual y acompañado por música que acrecienta esas características. Un ejemplo de ello es la película alemana estrenada en 1998 Corre, Lola, Corre. Dirigida por  Tom Tykwer -El atlas de las nubes- se trata de un filme de culto en el que Franka Potente -Blow, El caso Bourne- da vida a Lola, una joven que dispone de 20 minutos para reunir una cuantiosa cantidad de dinero que su novio, Manni -Moritz Bleibtreu- debe a su jefe, un mafioso. Para salvar la vida de su prometido, Lola tendrá que correr para conseguir el montante en ese corto intervalo de tiempo.

La cinta se divide en tres actos; tres carreras que comienzan de la misma forma, con la protagonista recibiendo una llamada de auxilio de su novio. Los lugares que atraviesa Lola y las personas que se cruzan con ella se repiten en cada uno de los capítulos, no siendo así las consecuencias que les provoca dicho encuentro ni el final de cada una de las galopadas.
Lola tiene 20 minutos para salvar a su novio Manni.

El esquema que sigue la película es como un videojuego: cuando uno de los dos miembros de la pareja protagonista muere, la historia vuelve al inicio. A pesar de la sencillez del argumento, el ritmo endiablado y en algunos momentos asfixiante, mantiene al espectador en tensión y pegado a su asiento pendiente del futuro de los dos personajes. Y mientra todo eso pasa, entre sofoco y sofoco que trasciende la pantalla, Lola no deja de correr.

En definitiva, una obra de culto que dio a conocer internacionalmente a su director. El propio Tykwer se encargó del guión y la banda sonora y como curiosidad, hay que resaltar que  inspiró a un capítulo de la famosa serie de animación Los Simpson, que copió la estructura y utilizo la música del filme alemán.



Ficha Técnica


Título original: Run, Lola, Run (Lola rennt)

Año: 1998

Duración: 73 min.

Género: Drama / Acción

País: Alemania 

Director: Tom Tykwer

Guión: Tom Tykwer

Música: Tom Tykwer, Reinhold Heil, Johnny Klimek

Fotografía: Frank Griebe

Reparto: Franka Potente, Moritz Bleibtreu, Herbert Knaup, Nina Petri, Joachim Król, Armin Rhode, Ludger Pistor

Premios: 1999: Festival de Sundance: Premio del Público          

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog