miércoles, 14 de marzo de 2018

"María Magdalena es básica en la forja de la creencia en la Resurreción de Jesús"

Suenan los tambores de la Semana Santa. La semana de la Pasión de Cristo. Dos mil años después de la muerte de Jesús dan para forjar la religión más extendida en la Tierra, para toda clase de teorías y especulaciones sobre su Vida, Muerte y Resurrección y, también, para un sinfín de películas que versan sobre el Mesías. Sea directa, o indirectamente.

De hecho, próximamente llegan a la gran pantalla dos producciones basadas en dos personajes claves en la historia del Cristianismo y muy ligados, por supuesto, a Jesús de Nazaret: María Magdalena y Pablo de Tarso. En este punto vamos a centrarnos en la primera: María Mgdalena, a quien da vida Rooney Mara en la película dirigida por Garth Davis. Para entender más sobre sobre ellos y la filmografía religiosa que estos días inundará la pantalla grande y pequeña, comparte con nosotros un rato de su tiempo Javier Alonso López, filólogo semítico, historiador y biblista, que lleva a sus espaldas más de un cuarto de siglo dedicado al estudio del Antiguo y el Nuevo Testamento, así como de las tres grandes religiones del Libro: Judaísmo, Islam y Cristianismo primitivo.


"María Magdalena es un personaje muy confuso", empieza Javier. "En los Evangelios hay varios personajes que son Marías. Hay varías Marías: la madre de Jesús, María de Salomé, la hermana de Lázaro y de Marta. Luego está la adúltera y es un Papa muchos siglos después el que decide que esa adúltera es María Magdalena. El texto no lo dice. En realidad las apariciones de María Magdalena, las que sepamos seguro que se trata de esta María de Magdala, se limitan todas a este momento final o a una mención anterior donde se dice que Jesús había expulsado demonios de ella".

Ahora Rooney Mara da vida en la ficción a esta Maria, cuya biografía hasta la fecha "es mínima", apunta el escritor y biblista. "Por eso me espero ficción más que otra cosa", afirma contundendemente. "Era una endemoniada. Alguien que para la sociedad de la época tenía que tener algún tipo de marca. Y lo curioso es que el testimonio o la primera creencia de la resurrección en los cuatro evangelios parte de ella. No solamente que sea una mujer, un colectivo muy débil o de nula credibilidad en aquella época, sino que aparte de ser mujer, es una mujer endemoniada. Pero esa primera sensación de: 'no ha muerto, vive, está entre nosotros' viene de María Magdalena y todo el dogma cristiano de la resurrección están basado en ella, no por ejemplo en Pedro, el principal seguidor de Jesús o María su madre, que podrían tener una autoridad moral mayor".

'María Magdalena', con Rooney Mara y Joaquin Phoenix (Universal Spain).

Y así, pese a tener una importancia crucial en la historia, "todos los hilos del Evangelio nos llevan a María Magdalena", sentencia Javier. "Da la sensación que se podía saber más del personaje y parece como podado en los Evangelios. Ella dice que ha resucitado pero tiene que ir Pedro a comprobarlo. No la han eliminado del todo. Todo el mundo sabe, gracias a la tradición oral, que en el testimonio siempre estaba María Magdalena. Se rebaja su importancia y se nos dibuja a un Jesús rodeado de los suyos, pero ahí sigue. Cuando todo el mundo sabe que algo es así no lo puedes eliminar del todo. Y por eso, María Magdalena es básica en la forja de la creencia en la Resurreción de Jesús". 

EL CÓDIGO DA VINCI

Antes de Ronney Maara, el rostro de María Magdalena ha cobrado vida en la gran pantalla gracias a, por ejemplo, Barbara Hershey en La última tentación de Cristo (Martin Scorsese -1988-) o Monica Bellucci en La Pasión de Cristo (Mel Gibson -2004-) e, incluso, Paz Vega en la miniserie María de Nazareth (Giacomo Campiotti -2012)-. Y aunque no físicamente, la de Magdala está siempre presente en otra de esas películas controvertidas como El Código Da Vinci (Ron Howard -2006-), basada en el libro homónimo de Dan Brown.

La película de Howard gira en torno a la dinastía Merovingia y la posibilidad de una relación sentimental entre Jesús de Nazaret y María Magdalena, cuya heredera en la ficción podía ser, como posibilidad Audrey Tautou, que comparte planos con Tom Hanks. "Ficción también. En los Evangelios no hay nada sobre esto", dice Javier.

Monica Bellucci y Barbara Hershey han sido María Magdalena anteriormente en cine

Pero ahondando en el tema: ¿no sería normal una relación sentimental dada la sociedad de la época? Se lo preguntamos. "Qué era lo normal en la época de Jesús. Jesús era un maestro de la ley. Tiene un grupo de discípulos a los que les enseña y es capaz de sentar jurisprudencia. Siempre que dice eso de: Habréis oído tal pero yo os digo. Es que está haciendo una nueva interpretación de un punto específico de la Ley. Él es un maestro de la ley, y los maestros de la ley, que son de estirpe farisea, lo normal, es que la cumpliera de principio a fin, y lo normal de principio a fin es crecer y multiplicaos. Deberían estar casados y tener hijos. Eso es lo normal".

Pero surge otra pregunta. "¿Deberíamos asumirlo?" Formula Javier. "Si estuvo casado y tuvo hijos están erradicados del relato evangélico, con lo cual es pura especulación. Cabe una posibilidad. Él aparte de ser maestro de la ley está convencido de que el fin del mundo es inminente. Es el mensaje original del Bautista: 'Preparaos porque el juicio es ya'. Y si el juicio final es inminente uno no se plantea casarse y tener hijos, si no prepararse para eso. En el relato de los evangelios parece soltero. Pero por ejemplo se nos menciona que Pedro tiene suegra y si tiene suegra tiene esposa. Podemos asumir que una serie de discípulos probablemente estaban casados y tenían hijos hasta empezar a seguir a Jesús. Si se hubiese comportado como cualquier maestro de la ley y la mayoría de los judíos debería estar casado. Pero no hay nada que lo avale. Hay cero. Cualquier cosa es ficción".

Javier Alonso López
Dejando claro este punto, el historiador y biblista añade que "Dan Brown lo que utiliza es un texto que existe que es el Evangelio de Felipe, que es gnóstico. Y lo que dice es que la parte importante del hombre es el alma, que comparte cierta parte de la naturaleza divina. Y que vive dentro de una cárcel que es el cuerpo. Un gnóstico ansía liberarse del cuerpo para que el alma pueda volver a subir y unirse a la divinidad. Los gnósticos despreciaban el sexo, lo único que deseaban era liberar ese alma. El Evangelio de Felipe lo que dice es que los apóstoles tenían envida de María porque a ella le comunicaba secretos especiales, conocimiento especial que te permite liberar el alma y el símbolo de eso es el beso en la boca. Pero no es el beso sexual, es un símbolo de conocimiento. Eso Dan Brown lo sabe, pero le viene mucho mejor lo otro para escribir una novela y a Ron Howard para hacer cine.  Es ficción y me parece perfecto".

Chiwetel Ejiofor es San Pedro

Una vez analizada María Magdalena con perspectiva histórica, falta otra duda que aclarar con respecto a la película de Garth Davis. Y es que el papel de Pedro, el apóstol más acérrimo de Jesucristo, lo interpreta Chiwetel Ejiofor. Lo que nos lleva a la pregunta: ¿cabe la posibilidad de que San Pedro fuera negro en contra de la visión tradicional del apóstol? Javier Alonso también tiene respuesta a esta pregunta.

Chiwetel Ejiofor es San Pedro en la película de Garth Davis (Universal Spain).

"SPQR, una historia de la antigua Roma, de Mary Beard, lanzaba la idea que no era un imperio racialmente puro. En Roma sí me puedo imaginar un ejército con diversidad racial. Ahora bien, entre los discípulos de Jesús son todos judíos. Un Pedro negro me parece una concesión políticamente correcta, nada más".

Así pues, como siempre que el cine está de por medio, no está de más recordar el séptimo arte es eso: arte. Ficción. Con licencias. Así que estos días, que muchos veréis a María Magdalena en la pantalla y también a Pedro y Jesús, recordad que la historia es una cosa y el cine -afortunadamente- otra.



2 comentarios:

  1. El misterio y las contradicciones rodean el controvertido (por la iglesia) personaje de María Magdalena. Quizá por esta controversia creada por la iglesia, convierte Magdalena en un personaje crucial... por cierto, curioso que la protagonista tenga la cara de Lisbeth Salander, jajaja

    HemosVisto!

    ResponderEliminar
  2. Crucial fue, desde luego. Luego ya la magia del cine hace estas cosas xD

    ResponderEliminar

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog