domingo, 14 de octubre de 2018

'First Man (El primer hombre)': Ryan Gosling pisa con poca firmeza la Luna

"Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad". Con esta sencilla frase pasaba a la historia un 20 de julio de 1969 Neil Armstrong, el astronauta estadounidense que fue el primer hombre en la historia en pisar la Luna. Pero: ¿cómo se forjó todo? ¿Cómo fue todo el proceso antes de la conquista del satélite? ¿Por qué Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins tripularon la Apolo XI y no otros?


Pues a todas esas preguntas viene a responder Damien Chazelle (Whiplash, La La Land) con First Man (El primer hombre), basada en la novela de James R. Hansen, producida por Steven Spielberg y protagonizada por Ryan Gosling dando vida a Neil Armstrong. Un Gosling demasiado contenido, más hierático que de costumbre -mira que es difícil-, al que le cuesta arrancar una emoción más allá de la pantalla. Más parecido al Gosling de Solo Dios perdona o Drive, que el visto en Half Nelson o La ciudad de las estrellas. De hecho en esta última colaboró con Chazelle, también en la dirección, dejando en conjunto una sensación similar .

Damien Chazelle ha cambiado el musical, el color y el brillo de La La Land, por la oscuridad y el drama del viaje a la Luna. First Man es una película lúgubre, que aborda el sacrificio de todo un equipo humano por conquistar el satélite. Poner en duda la misión y su realidad, todavía hoy, es cuestionar y menospreciar lo que padecieron todos los miembros de la Apolo XI y anteriores misiones.

Claire Foy y Kyle Chandler (Universal Pictures).
Una empresa que arranca desde 1961, cuando Armstrong entra en la NASA; hasta 1969 año del alunizaje. Un viaje traumático hasta concluir con las imágenes que se vieron en todo el mundo y que, en la historia, podrían tener el mismo parangón que el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón -no es casual su estreno en octubre-

La llegada del hombre a la Luna supuso casi la victoria definitiva de Estados Unidos sobre la Unión Soviética en la carrera espacial. Marcó el inicio del fin de la Guerra Fría. Los soviéticos ganaban por goleada a los americanos en su proyecto espacial. Pero los avances de los rusos, primeros en poner a un hombre en el espacio (Yuri Gagarin), quedaron eclipsados por el éxito de la Apolo XI. Como aquel 12 de octubre de 1492, el 20 de julio de 1969 también supuso la confirmación de un imperio: el estadounidense.

Elegidos para la gloria

Todo ese halo de épica, aventura e incluso patriotismo ha sido desposeído de First Man (El primer hombre). La película de Damien Chazelle se acerca más a la obra de Stanley Kubrick, 2001 Odisea en el espacio; que a otras cintas del género como Elegidos para la gloria o Apolo XIII. Se trata de un filme que podría combinar las tres películas, pero que se decanta por ser más reflexivo y contenido. Incluso pausado. Excesivamente calmado en ocasiones. Se echa en falta más acción, más chispa y entusiasmo para narrar una misión que a buen seguro tuvo que ser trepidante y cuanto menos vertiginosa. 

Corey Stole, Lukas Haas y Ryan Gosling: elegidos para la gloria (Universal Pictures)

El éxito del fracaso estaba separado por una fina línea y una opinión pública que siempre cuestionó la finalidad de la misión. Una delgada frontera similar a la que la atmósfera terrestre del espacio. Sin embargo, esa presión que pendía de un hilo, trasladada a los astronautas, apenas se percibe. Tampoco la lucha de egos que siempre se ha sabido que existe entre pilotos, astronautas e ingenieros. Una chulería que en cambio sí se notaba en Elegidos para la gloria, la obra homónima de Tom Wolfe más acertada en su conjunto. No en vano, se trataba de los primeros hombres en traspasar los confines de la Tierra hacia el espacio, con lo que el ego tiende a expandirse de manera desproporcionada. Pero ni rastro de todo eso en la película de Chazelle.

Ryan Gosling como Neil Armstrong (Universal Pictures)
Y eso que en el reparto de First Man (El primer hombre) hay caras muy conocidas y solventes como Kyle Chandler (Argo, Manchester frente al mar, El lobo de Wall Street) -que desgraciadamente tiene poco peso en la cinta y se desaprovecha todo su talento-; Jason Clarke (El escándalo Ted Kennedy), Corey Stole (Black Mass) o Lukas Haas (Único testigo, Brick) , que dan vida a Aldrin y Collins.

Pero de entre todos, a parte de Gosling, sobresale Claire Foy (The Crown). Puro sentimiento y emoción en la piel de Janet Shearon, la mujer de Armstrong. Su presencia en pantalla nos hace recordar la angustia e incertidumbre que reinó en la década de los sesenta durante la carrera espacial. Todo un acierto de actriz.

El poder de la imagen

Por supuesto que Chazelle era libre de decantarse más por la pausa que por la acción. De hecho llega haber combinación de ambas, pero más tirando a la calma. A mi, en cambio, me convence sobre todo cuando la película se empieza a encabritar y salirse del rígido corsé en la que su director parece empeñado en someterla. Cuando reina la acción, First Man (El primer hombre) se hace grande y engancha.

'First Man (El primer hombre). Así llegó el hombre a la Luna (Universal Pictures).

Las poderosas imágenes del espacio, de las naves tripuladas y los lanzamientos, unidas al vestuario de la época y esas imágenes sumergidas entre claroscuros, terminan de configurar una película que, a mi juicio, es menos de lo que se nos ha vendido. Si el Apolo XI tuvo éxito a nivel mundial fue porque se retransmitió en directo para todo el mundo. La imagen de ver a un hombre pisar la Luna prevaleció sobre su significado. Y hay cierto cine en el que la imagen debe primar más, por el bien del espectáculo y el entretenimiento, que la reflexión, para que pase de ser una obra notable a sobresaliente. Este era uno de esos casos.


Ficha Técnica


Título original: First Man

Año: 2018

Duración: 133 min.

Género: Drama / Aventuras / Biográfico / Hechos Reales

País: Estados Unidos Estados Unidos

Dirección: Damien Chazelle

Guión: Nicole Perlman, Josh Singer (Libro: James R. Hansen)

Música: Justin Hurwitz

Fotografía: Linus Sandgren

Reparto: Ryan Gosling, Jason Clarke, Claire Foy, Kyle Chandler, Corey Stoll, Patrick Fugit, Lukas Haas, Pablo Schreiber, Brian d'Arcy James, Ciarán Hinds, Aurelien Gaya, Ethan Embry, Shea Whigham, Christopher Abbott, Cory Michael Smith, Brady Smith, Perla Middleton, J.D. Evermore

Premios: 2018: Premios Oscar: Nom. a mejor diseño prod., sonido, efectos sonoros y visuales
                2018: Globos de Oro: Mejor banda sonora. Nominada a mejor actriz de reparto (Foy)
                2018: Premios BAFTA: 7 nominaciones, incluyendo Mejor guión adaptado
                2018: Critics Choice Awards: Mejor montaje y banda sonora. 10 nominaciones
                2018: Asociación de críticos de Los Angeles: 2ª mejor banda sonora
                2018: Asociación de Críticos de Chicago: 4 nom. incluyendo Mejor banda sonora
                2018: Satellite Awards: 7 nominaciones incluyendo mejor película drama

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog