jueves, 30 de agosto de 2018

'Superdetective en Hollywood': De Detroit a Beverly Hills, el nacimiento de una estrella

La década de los ochenta no es un período que pasará a la historia del cine por sus obras maestras. Es más, muchos puristas en la materia repudian esta época, tildándola de comercial y superficial en cuanto a películas se refiere. Dicha afirmación reniega de una parte del cine, ya que además de arte es entretenimiento y de esto último los 80's iban sobrados.

El gran dominador de este periodo fue sin duda Steven Spielberg. Amante desde niño de las películas de aventuras, se asoció con George Lucas creando el personaje de un aventurero arqueólogo llamado Indiana Jones. Alternando su faceta de director con la de productor, nacía el mito de El Rey Midas del cine. El resto es historia.

El éxito de este tipo de películas dio paso a segundas partes o sagas en las que Hollywood explotaba personajes e historias jugosas. Regreso al futuro, Indiana Jones o La Guerra de las Galaxias quizá fueron las sagas más populares y comerciales de la década pero hubo otras. Entre ellas, la de un policía de Detroit que se hizo popular en Los Ángeles. La historia de Axel Foley.


Axel Foley -Eddie Murphy, Dreamgirls, Bowfinger el pícaro- es un detective de Detroit que investiga el asesinato de un amigo suyo. Siguiendo la pista de los posibles autores, Axel llega a los barrios más lujosos de Beverly Hills, donde se verá involucrado en una red de contrabandistas y traficantes de droga.

Superdetective en Hollywood  -Martin Brest: Esencia de mujer- es de esas películas que tiene una intrahistoria algo convulsa. En un principio, los productores Don Simpson y Jerry Bruckheimer contrataron a  Sylvester Stallone como figura principal de la obra, pero este abandonó el filme semanas antes del inicio del rodaje. La segunda opción fue Eddie Murphy, un joven humorista afroamericano que había dejado muy buenas sensaciones en Entre pillos anda el juego y Límite 48 horas.
Judge Reinhold, John Ashton y Eddie Murphy.

El cambio en el personaje principal acarreaba una serie de modificaciones en el guión, lo que supuso que en alguna de las escenas los diálogos no estuviesen finalizados hasta antes de filmarlas. Pero en conjunto y con perspectiva, dicha variación en el personaje principal fue todo un golpe de suerte. Aunque Stallone era una estrella en aquel momento, no poseía la vis cómica ni la gracia de Murphy. La película hubiese sido muy diferente interpretada por el protagonista de Rambo.

Eddie Murphy, como pez en el agua

Eddie Murphy se mueve como pez en el agua en la piel de un detective bocazas y con poco gusto a obedecer órdenes de sus superiores. Un tipo que pertenece al Cuerpo de Policía de Detroit, que no se rige por ninguna norma salvo las de su instinto y que va a parar a una ciudad cuyos policías actúan en todo momento conforme al reglamento.

Esos contrastes entre ambos Cuerpos dan lugar a algunas de las situaciones más graciosas de la película y permiten que dos de los secundarios: el sargento Taggart -John Ashton, Huida a medianoche- y el detective Billy Rosewood -Judge Reinhold, El pelotón chiflado-, brillen con luz propia al verse envueltos junto a Foley en la trama de los contrabandistas.

Eddie Murphy es el detective Axel Foley.

No es la única diferencia entre dos ciudades antagónicas, Detroit y Los Ángeles. En la primera, más industrial y gris, todas las escenas rodadas transcurren por la noche, resaltando la oscuridad de la ciudad en sí. La segunda, mas glamourosa y elegante, con sus barrios residenciales, hoteles y tiendas de lujo. Un choque sociocultural en toda regla.

Paradigma del cine de entretenimiento

Comedia de acción o policíaco con toques cómicos, Superdetective en Hollywood es uno de los mejores ejemplos en el cine de entretenimiento. Ambos géneros -comedia y acción- están combinados a la perfección y las situaciones están hilvanadas excelentemente, gracias a un guión que consiguió una nominación al Oscar en 1984.

Superdetective en Hollywood fué un rotundo éxito recaudando más de 200 millones de dólares y que dió origen a dos secuelas. La primera de ellas dirigida por Tony Scott -El último Boy Scout- que mantenía la frescura de la original y una tercera que fue un fracaso y de la que el mismo Murphy reniega tildándola de basura. Nos quedamos con esta primera parte, con su humor y con una notable  y pegadiza banda sonora.


Ficha Técnica


Título original: Beverly Hills Cop

Año: 1984

Duración: 105 min.

Género:  Comedia / Acción / Thriller / Policíaco / Buddy Film

País: Estados Unidos Estados Unidos

Dirección: Martin Brest

Guión: Daniel Petrie Jr, Danilo Bach

Fotografía: Bruce Surtees

Música: Harold Faltermeyer

Reparto: Eddie Murphy, Judge Reinhold, John Ashton, Lisa Eilbacher, Ronny Cox, Steven Berkoff, James Russo, Jonathan Banks, Gilbert R. Hill, Bronson Pinchot, Paul Reiser, Damon Wayans

Premios: 1984: Oscar: Nominada al Oscar mejor guión original
                1984: Premios BAFTA: Nominada mejor banda sonora
               
Puntuación: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog