jueves, 30 de enero de 2020

Gene Hackman, el hombre que se hizo actor por Marlon Brando y marcó época en Hollywood

La historia del cine tiene a muchos imprescindibles. La lista es larga. Enorme. Ahora mismo sería inabarcable pues Hollywood, a lo largo de su historia, ha dado a hombres y mujeres capaces de transmitir de la pantalla a la butaca un torrente de emociones incalificables.

Cuesta muchas veces explicar lo que se siente cuando ves tal o cual película de este actor o esta actriz. Sus interpretaciones son tan descomunales, en un momento determinado, que terminas por hacerlos tuyos. Tal es contagio que los abrazas como a un familiar o un amigo. Sientes y padeces a sus personajes.


Para eso también hay teoría, como para todo. El fenómeno fan que desde la antigüedad se traducía en héroes cuasi mitológicos. Pero aquí estamos para hablar de cine y de un actor en concreto que un 30 de enero de 1930 nacía en San Bernardino, California. Ese no es otro que Gene Hackman, dos veces ganador del Oscar de cinco nominaciones a lo largo de su carrera.

Con él, el segundo párrafo de este reportaje, tiene todo el significado del mundo. Tal vez la voz de Camilo García ha contribuido mucho en este sentimiento, doblándole en hasta 28 películas.

Gene Hackman y Warren Beatty en 'Bonnie & Clyde'.

Una trayectoria brutal que arrancó tardía, eso sí. De hecho allá por 1961 con Mad Dog Coll. Y no fue hasta 1967, gracias a Bonnie & Clyde, cuando le llegó el merecido reconocimiento con su primera nominación al Oscar. A partir de ahí y hasta hoy, la leyenda no ha hecho más que agigantarse.

Un tranvía llamado deseo

Gene Hackman en 'Arde Mississippi'
No es que Gene Hackman sea especialmente agraciado. Al revés. Siempre con ese aspecto de duro malencarado perfecto para papelones como Arde Mississippi, donde se comía a los 'rednecks' del Ku Kux Klan y enseñaba a Willem Dafoe lo que es la Policía lejos de la Academia.

Nos remontamos al inicio de todo. El germen. Fue cuando Hackman salía del cine de ver a Marlon Brando en Un tranvía llamado deseo (1951) y quedó tan impresionado -obviamente- que decidió ser actor. Se lo confesó a su padre y a la postre se convirtió en una de las mejores decisiones de la historia. Sobre todo para quienes somos fanáticos del séptimo arte. Por cierto que colaboraron en Superman (1978), siendo éste Lex Luthor.

Y eso que sus profesores de interpretación no auguraban una longeva carrera para el actor. Como confesaba en una entrevista en 1984, suspendió todas las asignaturas aunque en el estudio estaba bien rodeado, ya que compartió clases con otra leyenda como Dustin Hoffman. No saldrían juntos en escena, paradójicamente, hasta 2003, en El jurado.

Una época de Hollywood

Gene Hackman representa una época de Hollywood. Esto es incontestable. Tras Bonnie & Clyde, la segunda nominación al Oscar llegó en 1970 con Mi padre es un extraño. Confieso que está entre mis pendientes. No así su década prodigiosa, la de los setenta. Donde encadenó títulos como French Connection, La Conversación (donde coincidió con John Cazale, El espantapájaros (su favorita) o Un puente lejano. Y me dejo el tintero muchos más (Muerde la bala o La noche se mueve) que os dejo a vosotros rellenar.

Con Francis Ford Coppola, con quien participó en 'La conversación'.

Con French Connection, de hecho, conquistó todos los premios de ese año al mejor actor, incluido su primer Oscar. A la tercera va la vencida. Pareja inolvidable la que formaba con Roy Scheider y un Fernando Rey también arrollador. Una de las películas imprescindibles en toda colección que se precie. Monumento al cine que dirigió en 1971 William Friedkin.

Gene Hackman en 'Hoosiers: más que ídolos'.

Pero si los setenta fueron inolvidables, qué decir de los ochenta y noventa. Siempre ajeno al gran público, casi desapercibido, Gene Hackman participó en proyectos como el mencionado Arde Mississippi, su cuarta nominación al Oscar, o Rojos (1981), con su amigo Warren Beatty, muy presente desde sus inicios. Sin olvidar Hoosiers: más que ídolos (1986), Bajo el fuego (1983) y Otra mujer (1988), donde se ponía a las órdenes de Woody Allen.

Sin perdón

Así llegamos a los noventa y su nuevo triunfo en la Academia. Esta vez como mejor secundario bajo la batuta de Clint Eastwood en Sin perdón (1992). Y eso que al principio se rumorea que no quiso participar en el proyecto. Le convenció que fuera un western y menos mal. Género donde además hizo perfectas interpretaciones como en Wyatt Earp (1994), con Kevin Costner de protagonista.

Gene Hackman y Clint Eastwood con los Oscar de 'Sin Perdón'.

Esa faceta de Gene Hackman, como decía de duro y malencarado, ha dejado a veces resquicios para una vis cómica con la que cosechó el Globo de Oro por su papel de padre de Los Tenenbaums. Una familia de genios (2001). Cómo conquistar Hollyood (1995), Una jaula de grillos (1996) o The Mexican (2001), son otros títulos de este género a reivindicar.

Gene Hackman en 'Enemigo Público' y ' Los Tenenbaums', donde ganó el Globo de Oro.

Pero de esta época, hasta que se retiró definitivamente en 2004, me quedó con Enemigo Público (1998). ¿No os pasa que veis una película por la que el tiempo apenas a transcurrido y las disfrutáis como la primera vez? Pues este es uno de esos casos, pese a que a la vista de sus títulos anteriores -joder, es el 'prota' de French Connection- no esté incluido entre sus obras cumbres. Como La tapadera (1993), de obligado visionado para todo abogado.

El caso es que hoy cumple noventa años. Y al igual que te pasará a ti y a mi, espero que dentro de mucho tiempo, un día Hackman no estará. Sí en cambio sus películas y un legado que merecen conocer quienes vienen detrás. Un actor ya legendario.


4 comentarios:

  1. De Hackman nos quedará un gran legado, su extensa filmografía con auténticas joyas (algunas de ellas, en este magnífico). ¡Feliz 90 cumpleaños Gene!!

    HemosVisto!

    ResponderEliminar
  2. Buen día, ni que decir, un excelente actor y que mejor que recordarlo con sus películas mas icónicas, un saludo y excelente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y alguna más se ha quedado en el tintero. Tiene muchas y buenas. Gracias por tus palabras

      Eliminar

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog