viernes, 21 de febrero de 2020

'El sargento negro': Buffalo Soldiers

En 1861 fue creado el 10º Regimiento de Caballería del Ejército de los EEUU compuesto únicamente por soldados afroamericanos. Se cree que los indios de las llanuras los llamaban 'Buffalo Soldiers' por los abrigos de piel de este animal que los soldados vestían en invierno. Otras versiones mantienen que el apodo les fue dado por los indios Kiowas, movidos por la admiración que les suscitaba este regimiento, ya que sus soldados combatían con la ferocidad, fuerza y resistencia de un búfalo.


Una admiración compartida por el gran cineasta John Ford, que en 1960 rodaba uno de sus títulos más singulares dentro de su extensa y prolífica carrera, El sargento negro. En ella se narra el desarrollo de un consejo de guerra en el cual Braxton Rutledge -Woody Strode (Espartaco)-, un respetado y ejemplar militar conocido como el soldado ejemplar por su comportamiento, es acusado de la violación y asesinato de una joven blanca.


Decir que una película de John Ford es un ejemplo de perfecta narración es como decir que en verano hace calor. Una perogrullada. Excepto en Escala en Hawai, que personalmente se me hizo en algunos momentos farragosa y con una ejecución que no me llegó a entusiasmar, el resto de sus trabajos me han parecido prodigios en cuanto a narrativa y desarrollo de la misma.


El sargento negro es otro ejemplo de ello. La película se inicia con el consejo de guerra y a partir de ahí, a través de flashbacks contados por los testigos que van siendo llamados a testificar, la trama avanza de manera fluida alternando los momentos presentes del juicio con la crónica de los sucesos que llevaron al sargento Rutledge a tan delicada situación.


El juego de luces que nos propone Ford, con esa pérdida de luminosidad cuando comienzan los relatos de cada uno de los testigos, quedando únicamente iluminado el narrador de turno, son un acierto total. Le confiere a la obra un carácter teatral que la hace si cabe, más atractiva.


El filme contiene momentos cómicos. Éstos, protagonizados especialmente por los encargados de dirigir el consejo de guerra, con un sublime Willis Bouchey (El hombre que mató a Liberty Valance) a la cabeza, son otro acierto ya que alivian la carga dramática del mismo.

No siendo de los trabajos más redondos de una de las leyendas del séptimo arte, El sargento negro es un título a reivindicar, especialmente para todos aquellos que consideraban a Ford un racista reaccionario.


Una película que denuncia el racismo y las dificultades que atravesaron los negros en EEUU después de la Guerra de Secesión -y lo que les quedaba-. Un ejemplo más de defensa a las minorías, como ya había hecho antes con los indios en las magníficas El gran combate o incluso  en Centauros del desierto. Porque como escribió Peter Bogdanovich en su libro John Ford: "Las simpatías de Ford han estado siempre con el desposeído".


Ficha Técnica


Título original: John Ford's Sergeant Rutledge

Año: 1960

Género: Western / Drama judicial / Racismo / Ejército

Duración: 116 min.

País: Estados Unidos 

Director: John Ford

Guión: James Warner Bellah, Willis Goldbeck 

Música: Howard Jackson

Fotografía: Bert Glennon

Reparto: Woody Strode, Jeffrey Hunter, Constance Towers, Willis Bouchey, Juano Hernández, Billie Burke, Carleton Young, Judson Pratt, Rafer Johnson, William Henry

Puntuación: 8/10

3 comentarios:

  1. De Ford se ha escrito tanto jeje....curiosamente esta no la he visto. Y ya va siendo hora.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es buen momento para verla. Este año se cumple el 60 aniversario de su estreno jeje.

      Eliminar
  2. la mejor es liberty balance, esa pelicula es una obra de arte, deberia estar entre las mejores de la historia, mejor que ciudadano kein

    ResponderEliminar

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog