domingo, 2 de febrero de 2020

'Diamantes en bruto': Adam Sandler triunfa sobre la bocina

Adam Sandler es un actor extremista. No él, propiamente dicho. Sino lo que genera en el público y la crítica. Le odias o le amas. No hay término medio. Y por lo general hay más detractores que simpatizantes, aunque sea un tipo fundamental en la industria cinematográfica, pues genera millones de dólares y puestos de trabajo, algo que con Netflix va a seguir repitiendo. Que sea arte o no, eso es elección de cada uno. Pero como dice Cuba Gooding Jr.: 'Show me the money'.

En fin, que el protagonista de Ejecutivo agresivo, Little Nicky o Un papá genial -para mi sus mejores comedias- está recientemente de actualidad porque deja a un lado su vis cómica para mostrar otra más dramática en Diamantes en bruto, de los hermanos Safdie -título que define a Sandler-. Y con Martin Scorsese como productor ejecutivo. Faceta que el genio ya ejerció últimamente con Joker. Las dos muy influenciadas por ese halo que caracteriza a su cine.


Y no es la primera vez que Adam Sandler enseña al mundo esta cara, puesto que estaba fabuloso en Punch Drunk Love y era lo mejor de The Meyerowitz Stories. Ahora completa la triple corona dramática con una interpretación descomunal en la piel de Howard Ratner, propietario de una joyería y cuya única religión, aparte del Judaísmo, es el dinero.

Vende sus diamantes entre la clase alta de Nueva York y el resto de América. Pero unas malas decisiones económicas le hacen endeudarse hasta las cejas. Deudas que debe saldar para salvar su cuello y reputación, si es que algo le queda. Para colmo de males, su vida familiar también se tambalea.

Kevin Garnett junto a Keith Stanfield y Adam Sandler.

Ese bote salvavidas es un ópalo descomunal del tamaño de Etiopía y la superstición de Kevin Garnett, la estrella de los Boston Celtics y que comparte planos sublimes con Sandler. Con lo que se forma un menjunje de poco más de dos horas lleno de tensión, que se tambalea un poco hacia la mitad, pero resurge cual ave fénix en una última media hora brutal.

Puñetazo en la mesa de Adam Sandler

Diamantes en bruto es una metáfora impecable de un partido de baloncesto hecho cine. Hasta el final todo cuenta y nada está decidido. La puesta en escena de los hermanos Safdie es vital para su triunfo. La cámara sigue en todo momento a los protagonistas. Está encima de ellos y eso traspasa la pantalla.


Las deudas aprietan y Eric Bogosian reclama lo suyo.

Crean de esta forma una atmósfera atosigante, tensa y asfixiante que es perfecta para entender el peso que soporta Sandler. Las deudas son una losa y generan una frustración contagiosa. Llega a sacar de quicio en estos momentos en los que parece que no hay salida a tanto error y tanta metedura de pata.

Adam Sandler vende lo que sea bañado en oro, quilates y cualquier metal precioso.

Ahí, llevado al límite, es cuando el actor neoyorquino pone toda la carne en el asador y da un recital. Puñetazo en la mesa en toda regla. De hecho en los momentos más flojos del filme, mediada la obra, donde el ritmo empieza flaquear y se vuelve todo muy confuso entre diamantes y deudas, él consigue que no naufrague, echándose a la espalda todo el peso de un guión que tras bajar, sube, sube y no deja de subir hasta un clímax maravilloso.

Ese poder de Adam Sandler se transmite al resto del reparto. Ya digo que Kevin Garnett, interpretándose a sí mismo, es una sorpresa. Como ocurría con LeBron James en Y de repente tú. También Keith Stanfield (Puñales por la espalda) y Julia Fox dan lo mejor de sí. Hasta llegar a Eric Bogosian, a la altura de Hablando con la muerte.

Julia Fox, grata sorpresa en 'Diamantes en bruto'.

En definitiva, una película de notable alto y que sirve a los fans de Adam Sandler para callar a más de una boca snop en esas discusiones sobre si éste u otro son mejores o peores actores. Ahora al menos son tres las razones para aclamarle, con esta historia de dinero, avaricia, lujuria y superstición en Nueva York.



Ficha Técnica


Título original: Uncut Gems

Año: 2019

Duración: 135 min.

Género: Drama / Thriller

País: Estados Unidos Estados Unidos

Dirección: Ben Safdie, Joshua Safdie

Guión: Ronald Bronstein, Ben Safdie, Joshua Safdie

Música: Daniel Lopatin

Fotografía: Darius Khondji

Reparto: Adam Sandler, Kevin Garnett, Idina Menzel, Keith Stanfield, Julia Fox, Eric Bogosian, Judd Hirsch, The Weeknd, Sean Ringgold, Sahar Bibiyan

Premios: 2019: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor director
                2019: National Board of Review (NBR): Mejor actor y guion. Top films del año
                2019: Asociación de Críticos de Los Angeles: Nominada a mejor montaje
                2019: Critics Choice Awards: Nominada a mejor película, director, montaje y actor
                2019: 3 Independent Spirit: Mejor director, actor (Sandler) y montaje
                2019: Asociación de Críticos de Chicago: 4 nominaciones incl. mejor actor (Sandler)
                2019: Círculo de Críticos de San Francisco: Nominada a mejor actor (Sandler)
                2019: Premios Gotham: Nominada a mejor film, actor e intérprete revelación
                2019: Satellite Awards: Nominada a mejor comedia y actor comedia (Sandler)

Puntuación: 8/10

1 comentario:

  1. A pesar de las películas que mencionas (Punch Drunk Love y The Meyerowitz Stories) es la primera vez que veo a Adam Sandler tan regio en un papel. Por otro lado la dirección le dio un ritmo de vértigo al films y creo que la "bajada" que señalas fue calculada, en parte para que se luciera (como lo hizo) en parte para que nos cogiera de sorpresa la vorágine, como hubiese pasado en la vida real. Totalmente de acuerdo en que es un notable alto y defensa irrefutable para el actor🐾

    ResponderEliminar

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog