sábado, 31 de octubre de 2020

Monstruos, fantasmas y demonios: Diez películas de terror para la noche de Halloween (PARTE II)

Acaba octubre. Mientras nadie diga lo contrario, y en estos tiempos que corren no lo descarten, lo hace con la noche de los difuntos. El paso del 31 al 1 de noviembre que, a otros les gusta llamar: la noche de Halloween.

En el imaginario colectivo eso es sinónimo de terror. Allá por el 2014 se nos ocurrió una modesta selección de diez películas imprescindibles para esta efeméride. Han pasado seis años y volvemos con una segunda parte de este especial. Este año más propicio si cabe, ahora que nos han robado la tradicional fiesta, ya sea litúrgica o pagana.

Pero como aquí venimos a hablar de cine, y por ahora sigue siendo libre recomendar una serie de títulos, vamos a ello con esta colección de diez obras, que os pueden resolver la noche. Y sí, también algún 'bonus track', por si se os hace poco.

El cerebro de Frankenstein (1969)

El baron Frankenstein y su colega, el doctor Brandt, han sido expulsados de la comunidad científica por sus experimentos. Frankenstein ha huido y Brandt está en un manicomio, conservando aún así todo su conocimiento en su preciado cerebro. El baron necesita acceder a él y chantajea a una pareja para que le ayuden en su propósito. Pero el doctor muere, y Frankenstein no tiene otro remedio que trasplantar el cerebro en otro cuerpo.

El cine de terror le debe mucho a la factoría Hammer, productora de notables títulos como este, donde actores de la talla de Vincent Price o Peter Cushing hicieron carrera. No fue la primera vez que Cushing se enfundó el traje del científico diseñado por Mary Shelly. De hecho también con la Hammer, diez años antes protagonizó La maldición de Frankenstein (1957). Ambas juegan muy bien con la intriga y el terror a lo desconocido. Aunque su apartado técnico ha perdido con los años, no dejan de ser dos títulos muy interesantes. 

Disponible en Apple iTunes.

El exorcista (1973)

Regan, una niña de doce años, es víctima de fenómenos paranormales como la levitación o la manifestación de una fuerza sobrehumana, tras haber jugado a la ouija. Su madre, aterrorizada, y después de someter a su hija a múltiples análisis médicos que no ofrecen ningún resultado, acude a un sacerdote con estudios de psiquiatría. El padre Karras, convencido de la posesión, someterá a Regan a un exorcismo.

¿La mejor película de terror de todos los tiempos? Pues sí. Y también el clásico de clásicos del género. Casi cincuenta años después de su estreno, no ha perdido ningún ápice de frescura. Llena de matices, la obra de William Friedkin te posee, literalmente. Todo en ella forma ya parte del imaginario colectivo, sin olvidar la música de un hasta entonces desconocido, Mike Oldfield. Por si fuera poco, sus curiosidades la hacen todavía más sobresaliente, incluyendo asesinos en serie en mitad del reparto. 

Disponible en Apple iTunes y Rakuten TV.

Al final de la escalera (1980)

John es un famoso compositor que acaba de perder a su familia de manera trágica. Para superarlo, abandona Nueva York a una casa apacible y solitaria en Seattle. La cosa se tuerce cuando en su nuevo hogar empiezan a suceder cosas extrañas. Y casi todas provienen de una misteriosa habitación, situada al final de la escalera... 

Las casas encantadas son un clásico del género de terror. Y esta película, protagonizada por George C. Scott, cumple con los cánones para dar más de un susto. Su peculiaridad es introducir el dolor del protagonista a la par que experimenta los sucesos paranormales. Tras verla, no mirarás igual unas escaleras; te lo garantizo.

Disponible en Filmin.

El ente (1982)

Algo acecha a Carla Moran (Barbara Hershey). Quiere su alma, su cuerpo y no es capaz de pararlo. Peor aún, no puede escapar de él. Le atormenta en su habitación, en casa de su amiga, mientras conduce y en presencia de sus hijos. No sabe qué es, ni porque va tras ella. Pero su intención no es matarla, sino que tiene en mente otra cosa para ella.

Esta es básicamente, la descripción de la carátula de El ente. Y da en el clavo. Ahora bien: ¿existen los fantasmas, o son solo un reflejo de nuestros miedos internos, que por inconsciencia no gestionamos y se evidencia fuera? Pues esa es una de las teorías con las que juega esta angustiosa película. Todo está dentro de uno mismo. Cambia ente por ego, y ahí está la respuesta. Al menos, yo me quedo con esa lectura. En el plano artístico, que esté basada en hechos reales la hace más terrorífica aún, con fantásticas interpretaciones de Barbara Hershey y Ron Silver. La música de Charles Bernstein que envuelve a toda la película, logra esa sensación de atosigamiento y miedo que vive la protagonista. Perfecta, pues, tanto en el plano filosófico, como el visual y de entretenimiento.

No está en plataformas. Benditos videoclubs y tiendas de segunda mano.

Memorias del ángel caído (1997) 

Un grupo de fieles muere envenenado tras comulgar en una pequeña parroquia. Mientras la policía investiga las causas, los sacerdotes comienzan a experimentar extrañas visiones. ¿Será otra jugarreta del diablo? No es descartable, pues mientras les practican la autopsia a los muertos, estos despiertan y vuelven a la vida.

Santiago Ramos, José Luis López Vázquez, Tristán Ulloa, Héctor Alterio, Emilio Gutiérrez Caba, Asunción Balaguer y Juan Echanove protagonizan esta película de bajo presupuesto. Eso se nota en el apartado técnico, pero a la vez le da un realismo que la hace, paradójicamente, más interesante. Ese trasfondo religioso, la rocambolesca historia y unos actores muy buenos hacen el resto.

Disponible en FlixOlé

El sexto sentido (1999)

Malcom Crowe (Bruce Willis) es un psicólogo infantil, obsesionado por un paciente al que no pudo ayudar. Cuando conoce al joven de ocho años Cole Seal (Haley Joel Osment), atormentado por extrañas visiones, ve la oportunidad de redimirse de aquel 'fracaso' laboral. Cuanto más se adentra en la historia del pequeño, más es consciente de que no está listo para enfrentarse al secreto de Cole. Y es que en ocasiones ve a muertos...

Como ya ocurriera con El exorcista, los Oscar se giraban para mirar con atención al género de terror, denostado habitualmente por los académicos. Y lo hacían gracias a la obra maestra de M. Night Syamalan, con momentos puntuales de verdadero miedo. Sobre todo por la angustia de un Osment brutal, pese a su corta edad. Un faro en la tempestad en la que se encuentran los espíritus atormentados. Reivindicación también la de Bruce Willis, en un papel al que le exprime todo su jugo. Quien conozca su final, tiene una nueva oportunidad de empaparse de los matices que invaden a la película. Y quien no la haya visto, ya está tardando.

No está disponible en plataformas. Los videoclubs siguen ahí.

Amanecer de los muertos (2004)

Una misteriosa enfermedad ha asolado el planeta, convirtiendo a los humanos en zombies devoradores de carne humana. No solo eso, sino que prácticamente son velocistas y si se te descuidas, te hincan el diente. Un variopinto grupo de supervivientes se refugia en un centro comercial, y no solo tendrá que sobrevivir a los no muertos, sino a los problemas de convivencia del grupo.

Remake del clásico de George A. Romero, la orgía de sangre y vísceras esta servida para esta noche, con una película que además, tiene momentos hasta divertidos. Sí, a veces el terror y la comedia casan, y hablamos de terror porque, como suele pasar con los zombies, estos aparecen cuando menos te lo esperas. Si no, de qué ibas a mirar la puerta ahora mismo...

Disponible en Netflix, Google Play Movies y Apple iTunes.

Arrástrame al infierno (2009)

Christine Brown (Alison Lohman) trabaja en un banco, donde se encarga de conceder préstamos hipotecarios y su novio es el perfecto profesor Clay Dalton (Justin Long). Un día, la señora Ganush, una misteriosa anciana (Lorna Raver), va al banco para pedirle una moratoria del préstamo, pero Christine se la niega, y la señora Ganush pierde su casa. La anciana le lanza una maldición y Christine empieza a experimentar hechos paranormales. Ante la incredulidad de su novio, la joven busca la ayuda de un vidente (Dileep Rao) y revertir la condenación de la anciana. Se inicia así una persecución a contrarreloj, durante tres días, entre los demonios y una chica que quiere salvar su alma.

Siéntate, apaga la luz y no busques más que tener un momento se sustos muy efectivos. Sam Raimi es experto en posesiones infernarles y dejarte terroríficamente muerto. Que se lo digan al bueno de Ash. En fin, que lejos de analogías, la película es puro entretenimiento dentro del género. El director sabe imprimir el ritmo necesario a la narración y no se estanca en ningún momento. El cine está para evadirse. No hay que buscarle a todo una explicación. Y esta cinta, es de esos casos.

Disponible en Apple iTunes y Google Play Movies.

El rito (2011)

Michael Kovak Colin O'Donoghue) es un seminarista estadounidense con una crisis de fe brutal. Mientras sus creencias se tambalean, se traslada al Vaticano para asistir a un curso de exorcismos. Allí los demonios empiezan a jugar con sus dudas existenciales, mientras conoce al padre Lucas (Anthony Hopkins), un sacerdote poco ortodoxo, que tratará de reconducirlo.

Demonios y El Vaticano. Exorcismos, caras desencajadas, puertas que se cierran, mujeres embarazadas que levitan y gatos que huyen despavoridos. Todo con Roma como testigo. La parte oscura de la Ciudad Eterna. Efectiva en el plano visual, de nuevo me quedó con su poso reflexivo. Como ocurriera en El ente: ¿de verdad existen los demonios o son frutos de nuestra creación que exteriorizamos para ver un problema interno del que no éramos consciente? Bienvenido a esta meditación. Si no te engancha, al menos quédate con el plano convencional de una película correcta de terror.

Disponible en Google Play Movies y Rakuten TV.

Todavía estamos aquí (2015)

En un pueblo del interior de Estados Unidos hay una mansión, que cada 30 años se cobra la vida de quien allí mora. Es el precio que tiene que pagar toda la aldea a la maldición que se cierne sobre ella. Ahora les toca a una familia que se ha mudado a esta casa, tras perder a su hijo.

Sencilla, directa y sin atajos. Una película que empieza con mesura y la intención de cumplir uno por uno, los cánones del género. De repente el director parece que se quita el lastre de agradar. Y ahí se desboca. Los actores se lo creen y dan lo mejor de sí mismos, cuando se inicia la orgía de sangre, golpes y sucesos paranormales. Ahí está su triunfo.

Aunque no está en plataformas...Insisto, vivan los videoclubs.

Bonus Track

Las listas tiene el inconveniente de dejar fuera a otros muchos títulos valiosos dentro del género de terror. Y en esta propuesta entra toda la saga Expediente Warren, su sucursal Annabelle o Insidious y sus innumerables capítulos. Pero me detengo en dos, y una no es especialmente de terror.

Empiezo por Están vivos (1988). No podía faltar aquí John Carpenter. En este caso, su lado más conspiranoico. La película está protagonizada por Roddy Piper, el mítico 'El gaitero', que nos dejó en 2015. Él es un trabajador de la construcción que se encuentra unas gafas misteriosas, con las cuales ve como personajes de influencia y poder son en verdad reptiles disfrazados de personas. Más aún, a medida que Piper comienza su cruzada, descubre como estos alienígenas han llenado la publicidad de mensajes subliminales para esclavizar a los humanos. ¿Da miedo? Visualmente y en si misma, no. Pero a qué os suena a muchos a este 2020...Pues eso.  

Y acabo con It follows (2014), la historia de una chica que pierde la virginidad con su novio, quien le confiesa que solo lo ha hecho para pasarle a ella unas demonios que le persiguen y heredó de otro encuentro sexual. Si quiere deshacerse de ellos, la joven tendrá que repetir el proceso, pues los demonios se deslizan lentos pero firmes, dispuestos a devorar el cuerpo y el alma de su víctima. Con unos sustos efectivos, eché en falta más presencia de estos entes oscuros que acosan a la joven y sus amigos. Aún así, merece la pena darle una oportunidad.

2 comentarios:

  1. Buena y variada selección del género................cualquier día es bueno para ver alguna de ellas. Especial predilección siento por las pelis de la Hammer,,,y El ente , que me parece de los título más destacados y terroríficos del terror.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Ennte la verdad es que es la leche. Y más cuando sabes que es una historia real. Las de la Hammer me quedé con esa, pero hay para dar y tomar

      Eliminar

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog