martes, 7 de diciembre de 2021

'El poder del perro': El diablo está en los detalles

La represión produce monstruos. Realmente no fue así la frase de Ortega y Gasset, pero me vale para acercarme al último trabajo hasta la fecha de Jane Campion: El poder del perro, basada en la novela autobiográfica de Thomas Savage, y disponible en Netflix


Viajamos a Montana, donde los hermanos Phil (Benedict Cumberbatch) y George Burbank (Jesse Plemons) poseen un opulento rancho y se mezcla la tradición del siglo XIX con los avances del siglo XX. Phil representa ese tiempo antiguo, más salvaje, sucio, áspero y cruel en ocasiones. Pero es pura fachada, pues esconde una sensibilidad impropia de su personaje. George, en cambio, es un tipo de negocios, más taimado y complaciente. Más acorde a la nueva centuria, que se abre paso.

El conflicto llega cuando George se casa con la viuda del pueblo, Rose (Kirsten Dunst). Ella y su hijo Peter (Kodi Smit-McPhee) se instalan en el rancho, y Phil sospecha que la intención de ambos es quedarse con las propiedades de los Burbank. El cowboy inicia así una guerra implacable contra Rose, llegando a utilizar al afeminado Peter para destruirla. Lo que no sabe Phil es que las formas de Peter son también una pantalla hacia su verdadera personalidad. Un tipo amanerado que es capaz de cualquier cosa con tal de proteger a su madre. Una especie de peón, que al final del tablero de ajedrez, puede jugar como una reina.


The Power of the Dog (título original) funciona, pues, como thriller psicológico, más que un western. De hecho no es un western en absoluto. Que haya vaqueros, un rancho y un botín por el que luchar y ganar, no lo hace merecedor de catalogarlo dentro de este género legendario. Aunque sea pura formalidad, por respeto a tantas obras maestras, hay que dejar claro esto desde el principio.

Ahora bien. Es buena, muy buena. El poder del perro, como decía, basa su triunfo en la precisión calculadora de una directora, que despacio, aborda las dos horas de metraje con precisión de cirujano. Mete el bisturí muy lentamente en los personajes, a los que poco a poco abre en canal para ir descubriendo sus cartas. Conviene estar atento a cada incisión, para hallar la autenticidad de los protagonistas; sus verdaderas intenciones, a las que llegamos con detalles y pistas con alegorías a las flores, el agua, los animales, las nubes... En fin, la naturaleza como una protagonista más.

El poder del engaño. El poder de los detalles

Y así pasamos de la mesa de operaciones a una partida de cartas, donde Benedict Cumberbatch y Kodi Smit-McPhee juegan de farol para conseguir la victoria. Los dos se imponen a sus compañeros de reparto, Plemons y Dunst, cuyos conflictos, aún siendo necesarios, no me atraen en absoluto. Como  Thomasin McKenzie, desaprovechada.


Dicho esto, confieso que a Smit-McPhee nunca le he tenido simpatía, pero ha nacido para este papel. Como un guante. Su némesis, Benedict Cumberbatch, está soberbio representando esa represión tóxica de la que hablaba al principio. Un vaquero que tiene que ocultar su esencia por miedo al rechazo. Siempre por miedo. Y hasta ahí puedo escribir. 

Entre tanto y para que la operación no sea un fracaso, Jane Campion recurre al piano y la naturaleza para evitar la huida del espectador. No será casual, dado que este instrumento le llevó a la gloria. La cuestión es que, hablando de formalidades, la música y la fotografía juegan un papel esencial, para canalizar toda la emoción de una trama, que avanza con paso lento, pero decidido. 


Desde luego que el ritmo no es uno de sus fuertes, y como digo, la directora corre el riesgo de que el espectador corte por lo sano, pecando de impaciencia. Esta es una virtud, la paciencia, que tendréis que aplicar si queréis extraerle todo el jugo al trabajo de la neozelandesa, que insisto, no es un western, pero sí un dulce venenoso con el que acabar satisfactoriamente el año.

 

Ficha Técnica


Título original: The Power of the Dog

Año: 2021

Duración: 128 min.

Género: Drama / Trhiller

País: Australia Australia 

Dirección: Jane Campion

Guion: Jane Campion. Novela: Thomas Savage

Música: Jonny Greenwood

Fotografía: Ari Wegner

Reparto: Benedict Cumberbatch, Jesse Plemons, Kirsten Dunst, Kodi Smit-McPhee, Thomasin McKenzie, Frances Conroy, Keith Carradine, Peter Carroll, Adam Beach, Karl Willetts, Geneviève Lemon, Yvette Parsons, Tatum Warren-Ngata, Maeson Stone Skuggedal, Ramontay McConnell, Daniel Cleary

Premios: 2021: Globos de Oro: 7 nominaciones incluyendo mejor película - drama y dirección
                2021: Festival de Venecia: León de Plata - Mejor dirección
                2021: Festival de Toronto: 2ª finalista a Mejor película (Premio del Público)
                2021: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año
                2021: Critics Choice Awards: 10 nominaciones incluyendo mejor película y dirección
                2021: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor dirección, actor y actor sec.
                2021: Satellite Awards: Mejor reparto. 13 nominaciones, incluyendo mejor película

Puntuación: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog