viernes, 22 de enero de 2016

'La gran apuesta': Crónica de una crisis (no) anunciada

La gran apuesta -Adam McKay, Pasado de vueltas, El reportero: la leyenda de Ron Burgundy- narra el inicio de la crisis económica actual y sus orígenes, centrándose en el colapso del mercado inmobiliario norteamericano. Basada en la novela del prestigioso escritor Michael Lewis, autor entre otras de Moneyball y La historia de Silicon Valley, ofrece al público la posibilidad de entender alguna de las causas que llevaron a gran parte de la economía mundial al precipicio y como actuaron, o no, las autoridades y grandes corporaciones norteamericanas para evitar esta dramática situación que aún hoy, ocho años después, sigue afectándonos.

Y digo entender porque en algunos momentos el espectador puede sentir que se pierde ante tanto tecnicismo y lenguaje económico al cual puede ser ajeno. Pudiendo ser este uno de los puntos más débiles de la obra, el director lo transforma y lo convierte en una carta a su favor, ya que cuando más liosa está la trama, con tanto término financiero que puede llegar a marear, aparece un ejemplo de la mano de un famoso interpretándose a si mismo (Margot Robbie o Selena Gómez por ejemplo), ofreciéndonos un ejemplo a modo de símil fácil de digerir e interpretar.

Christian Bale, Ryan Gosling, Bard Pitt y Steve Carrell forma 'La gran apuesta' (Paramount).

El otro punto fuerte del filme son sus personajes y los actores elegidos para interpretarlos. Michael Burry -Christian Bale, La gran estafa, American Psycho- es un experto en inversiones. Un bicho raro que se pasa casi todo el día en la oficina sin relacionarse con sus semejantes, estudiando cual puede ser la mejor oportunidad de negocio. Un día, en uno de sus estudios, predice una futura crisis del sistema y decide apostar contra el mismo para sacar rédito de una posible caída del sistema inmobiliario.

Jared Vennett -Ryan Gosling, Solo Dios perdona, Cruce de caminos-, un empleado de banca, es de los pocos en hacer caso a tal predicción y por ello, quiere sacar rentabilidad económica de la misma. Para ello, ofrece su estrategia a Mark Baum -Steve Carell, Foxcatcher, Noche loca- un operador de Wall Street que junto con sus tres ayudantes aceptan la apuesta.

Michael Burry -Christian Bale- es el primero en ver la crisis que se avecina y decide aprovecharse (Paramount).

Estos tres personajes son los que cargan con gran parte de la trama, pero no hay que olvidar la cuarta pata del banco, el trío interpretado por John Magaro -Carol, Invencible- y Finn Wittrock -Noé- dos jóvenes que intentan abrirse paso en el mundo financiero; al que se suma Brad Pitt -Seven, Corazones de acero- que da vida a un antiguo trabajador relacionado con la banca que vive retirado de la misma y al que los dos novatos acuden pidiendo consejo y asesoramiento.

Mirada ácida y amarga

Pese a que el filme trata de un tema tan serio y dramático, Adam McKay, con una filmografia cargada de disparatadas comedias, imprime su propio sello logrando arrancar la sonrisa al espectador en más de una ocasión. La estrategia de contar con un narrador, en este caso el personaje de Ryan Gosling, que habla directamente a la cámara (algo que puede recordar a Alta Fidelidad) ayuda bastante. Asimismo, la banda sonora es potentísima, incluyendo temas de Guns N' Roses, Neil Young, Metallica o Led Zeppelin entre otros artistas.

'La gran apuesta' es una mirada ácida y amarga a la crisis económica aún produce efectos (Paramount).

Aunque muchos espectadores encontrarán similitudes entre La gran apuesta y El lobo de Wall Street, ya que ambas muestran los lujos y el nivel de vida que disfrutaron algunos de los causantes de la crisis económica, el poso amargo que permanece al terminar de verla es mayor en la primera que en la segunda. Y es que lo que nos cuenta es real, lo hemos vivido, seguimos sufriendo las consecuencias de esta situación y conocemos a mucha gente que se ha quedado por el camino (perdiendo el empleo, su hogar e incluso, llegando al suicidio).

También es más humana. A ello contribuyen los personajes de Steve Carell y Brad Pitt. El primero esta fantástico en la piel de Mark Baum, un tipo maleducado e insolente cabreado con todo lo que le rodea y al que una tragedia familiar hace que el trabajo sea su única válvula de escape. El discurso que da al final de la película es brutal, quizá uno de los momentos más significativos y emotivos de la misma.

El otro momento lo protagoniza Brad Pitt en la convención que se realiza en Las Vegas. Su personaje, un hombre asqueado del campo profesional en el que decidió ganarse la vida y del que se alejó, intenta vivir aislado del sistema, con su familia y cultivando sus propios alimentos. Un personaje secundario para una estrella de Hollywood que no hace sino reforzar el sólido reparto del filme.

Christian Bale interpreta a un auténtico friki que ve una oportunidad en la crisis (Paramount).

Por último destacar a Christian Bale, que interpreta a un auténtico friki, amante del hard rock, con unas maneras excesivamente torpes para relacionarse socialmente y cuyo personaje es clave dentro de la trama. El actor gales ha sido recompensado con una nominación en la próxima ceremonia de los Oscar.

Una película ingeniosa, ágil, con buen ritmo y necesaria, porque cuenta como hemos llegado hasta esta situación actual. La caída del mercado inmobiliario en EEUU no fue distinta a la acontecida en España, con bancos autorizando hipotecas a personas que sabían que no podrían hacer frente a las mismas (en la película, el ejemplo de la stripper es demoledor). A pesar del regusto amargo que deja al terminar de verla, es muy recomendable.


Ficha Técnica


Título original: The Big Short

Año: 2015

Duración: 123 min.

Género: Drama / Comedia dramática / Crisis económica

País: Estados Unidos 

Director: Adam McKay

Guión: Adam McKay, Charles Randolph (Libro: Michael Lewis)

Música: Nicholas Britell

Fotografía: Barry Ackroyd

Reparto: Steve Carell, Ryan Gosling, Christian Bale, Jeremy Strong, Brad Pitt, Marisa Tomei, John Magaro, Finn Wittrock, Hamish Linklater, Rafe Spall, Melissa Leo, Karen Gillan

Premios: 2015: Premios Oscar: Mejor guión adaptado. 5 nominaciones inc. mejor película
               2015: Globos de Oro: 4 nominaciones incluyendo mejor película comedia o musical
               2015: Premios BAFTA: Mejor guión adaptado
               2015: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año
               2015: National Board Review (NBR): Mejor reparto
               2015: Critics Choice Awards: Mejor comedia, actor comedia (Bale) y guión adaptado
               2015: Críticos de Los Angeles: Mejor montaje

Puntuación: 7'5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog