miércoles, 2 de octubre de 2019

'Ad Astra': La oportunidad perdida de James Gray

Hay directores a los que la crítica especializada venera. Autores que deslumbraron en sus primeros trabajos y de los que aún se espera sigan en la cresta de la ola sorprendiendo, ofreciéndonos algo que nos mantenga atentos a la pantalla y nos deje un buen sabor de boca. Uno de estos tipos es James Gray.

El problema que se plantea con estos cineastas es que ellos mismos ponen el listón muy alto. Luego, si no llegan al nivel exhibido en su debut o primeros trabajos, se estancan. Creo que eso es lo que le ha pasado a James Gray.


Porque no nos engañemos, las películas de Gray tienen los mismos ingredientes desde su impactante debut en 1994 con Cuestión de Sangre. Desde entonces el neoyorquino ha retratado a personajes traumatizados, perseguidos en cierta medida por un pasado que les marca y oscurece el presente. Eso y un ritmo pausado son las constantes de sus películas.

Ad Astra es el último ejemplo de ello. En el filme, Brad Pitt -Erase una vez en HollywoodAliados- es Roy Mcbride, un astronauta cuya misión comprende viajar hacía la órbita de Neptuno en busca de su padre Clifford Mcbride -Tommy Lee JonesEl fugitivo, No es país para viejos- un venerado astronauta que décadas atrás encabezó el proyecto Lima y del que no se tienen noticias. El posible reencuentro con su progenitor, con el que no tuvo una buena relación. así como conocer los secretos que desembocaron en su desaparición centran la trama de Ad Astra.


La persecución en la Luna es de lo mejor de la película.

Decepción es la sensación que me quedó al ver Ad Astra. Con un prometedor arranque, un planteamiento de aventura espacial bastante atractivo y una escena en la superficie lunar que parece salida de un western o de Mad Max Fury Road la película se estanca, se hace anodina y finalmente consigue eliminar las expectativas iniciales.

Parte del reparto de 'Ad Astra'.

Brad Pitt pasa al selecto grupo de actores convertidos en astronautas en la gran pantalla. Está notable en su rol, pero en ningún momento ve acompañado su trabajo por el del resto de secundarios, porque prácticamente no tienen relevancia. Donald Sutherland -Como plaga de langosta-, Ruth Negga -Loving- o el mismo Tommy Lee Jones tienen papeles testimoniales. Aparecen brevemente dejando toda la carga del filme en el personaje de Pitt y eso hace que el filme se resienta.

A eso hay que sumarle un ritmo que decae una vez transcurridos esos primeros 45 atractivos minutos iniciales, aburriendo al espectador -al menos en mi caso fue así- haciendo que desconectes por completo de una historia que está rematada con un final bastante torpe y poco creíble.

Brad Pitt viaja a los confines del Universo en busca de su padre.

La película contiene unos cuantos guiños a otros títulos. Algunos de ellos bastante irónicos -el que realiza a Space Cowboys con Tommy Lee Jones, Sutherland y Loren Dean- y otros más rebuscados e incluso poco acertados, como puede ser la absurda referencia a 2001, Odisea en el espacio o ese particular homenaje que hace de Apocalypse Now.

Una lástima que James Gray no haya sabido aprovechar la historia y el reparto que tenía entre manos y se haya dejado llevar otra vez por su obsesión con los personajes traumados así como por ese ritmo sobrio pero a la vez lento que ha caracterizado su obra.


Ficha Técnica


Título original: Ad Astra

Año: 2019

Duración: 124 min.

Género: Drama / Ciencia Ficción / Thriller

País: Estados Unidos Estados Unidos

Director: James Gray

Guión: James Gray, Ethan Gross

Música: Lorne Balfe, Max Richter

Fotografía: Hoyte Van Hoytema

Reparto: Brad Pitt, Tommy Lee Jones, Ruth Negga, Donald Sutherland, Liv Tyler, John Finn, John Ortiz, Kayla Adams, Loren Dean, Sean Blakemore, Donnie Keshawarz, Lisa Gay Hamilton, Bobby Nish, Kimberly Elise

Puntuación: 5,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor

Lo más visto

Archivo del blog